Klingsor, su historia

Klingsor fue uno de los mejores ilusionistas del siglo pasado.
Gran mago reconocido y premiado mundialmente, quien tenia también gran pasión por la cocina. Tanto era así que convirtió uno de sus salones en un pequeño teatro restaurante donde realizar espectáculos y dar a probar sus creaciones culinarias a círculos muy exclusivos de la sociedad. Uno de esos platos que el cocinaba, se gano la admiración de todo aquel que lo degustaba, tanto así que le llegaron a ofrecer suculentas sumas de dinero para que desvelase su receta. El siempre quiso guardar en secreto los ingredientes de ese plato estrella, igual que guardó siempre con recelo sus secretos mágicos.
Antes de morir confió a Arturo, su fiel mayordomo y mano derecha, el cuidado de su salón, donde confesó que había dejado los ingredientes y la preparación de tan deseado plato, escondidos en la sala dividido en cuatro partes. Quien fuese lo suficientemente hábil para descifrar todas las pistas y encontrar el escrito, podría ser poseedor de tal valioso tesoro, así como poder probarlo.